La Historia de la Rosca de Reyes

Seguramente al comer esta delicia cada 5 o 6 de enero, te has preguntado: ¿de dónde surgió?, ¿quién la preparó? o ¿qué significa?

Para que no tengas que pensar más que en saborearla, te contamos que cada año en México en promedio se consume una rosca por casa, alcanzando en 2019, ventas aproximadas por 600 millones de pesos por la compra de alrededor de 4 millones de roscas, ¿te lo habías imaginado?

Este pan que llega a tu mesa cada año, se consume desde el siglo III cuando por las fiestas en honor al dios Saturno (después del solsticio de invierno), se partían panes redondos realizados con higos, dátiles y miel.

Durante la Edad Media, los cristianos retoman esta tradición, sin embargo, se le consideraba pagana y que tiempo después coincidiría con las celebraciones de Navidad, e inclusive serían ellos quienes iniciaran con la costumbre de ocultar un haba dentro del pan.

Para el siglo XIV, la fiesta se establece el 6 de enero en Francia, se cristianiza y se le nombra como “Epifanía”, donde los cristianos de occidente conmemoran a los Reyes Magos, mientras que los europeos ortodoxos, celebran el bautismo del niño Jesús.

Esta tradición llega a México durante el siglo XVI, en donde la rosca se adorna con higos, ate y acitrón, además de que sustituye el haba por la figura de un niño.

La tradición dicta que quien encuentre la figurita del Niño Dios, será su padrino, lo vestirá y llevará a misa el Día de la Candelaria (2 de febrero), y asimismo, le toca preparar los tamales y atole para los invitados.

Prepara la rosca tradicional, aquí te dejamos una deliciosa receta

Ingredientes
  • 5 gramos de levadura
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de agua tibia
  • 2 tazas de harina
  • 1/4 de taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1/3 de taza de leche de vaca
  • 1 naranja ralladura
  • 1 limón ralladura
  • 1/3 de taza de mantequilla en cubos
  • 1/4 de taza de manteca vegetal
  • 1/4 de taza de azúcar
  • 1/4 de taza de harina
  • 300 gramos de Ate de diferentes sabores
Preparación

Horno Precalentado a 180° C

Mezcla la levadura con el azúcar y el agua tibia, deja reposar hasta que doble su volumen.

Forma un volcán con la harina, el azúcar y la levadura preparada, los huevos,la leche, las ralladuras y la mantequilla.

Integra todos los ingredientes hasta formar una pasta. Amásala y golpéala contra la mesa hasta que esté tersa, elástica y no se te pegue en los dedos.

Déjala reposar en un lugar tibio tapada con un trapo húmedo hasta que doble su volumen.

Moldea y estira la masa con las manos para formar la rosca, colócala en una charola engrasada. Déjala reposar en un lugar tibio tapada con un trapo húmedo hasta que doble su volumen.

Para la pasta de azúcar, bate la manteca vegetal con el azúcar y la harina.

Barniza la rosca con el huevo batido, divide la pasta de azúcar en tiras y colócala sobre la rosca junto con el ate.

Hornea por 1 hora o hasta que este dorada y disfruta en familia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: